El sol

 ¿Os habéis dado cuenta? Arrasa con  todo, allá donde va. No podemos vivir sin él. En los días más oscuros, cuando estás derrotado y dolido por la batalla, solo un rayo suyo bastará para sacarte de tu agujero.

A veces nos escondemos para no verlo y apiadarnos de nosotros mismos, buscamos más dolor del que sentimos, para machacarnos. Pero no, no podemos huir. Siempre está él para salvarnos. Él solo no, claro. El sol, el aire, una sonrisa, un lápiz y un trozo de papel, un paseo a media noche, un mensaje, un algo que siga diciéndote que estás vivo.

Y el sol vuelve a salir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s