El encuentro

¡Qué complejo encontrarse cuando uno se ha perdido!

El paso del tiempo borra tus huellas,

la lluvia embarra tus recuerdos,

y el polvo cubre tus sonrisas.

Todo se vuelve hostil, inhóspito,

lo que era suave es áspero,

y tus cobijos son trincheras.

Hasta la propia almohada quema,

los pensamientos abrasan

y ves perdida la batalla.

Ahí es cuando comienza una nueva guerra,

la tuya, la que nadie conoce,

la de verdad y la que deja heridas profundas.

Te vistes con los harapos que te quedan,

levantas la cabeza y moribundo te pones en pie,

das un paso, dos. Ya has ganado.

Sigue, avanza, lucha…al final del camino está tu recompensa.

Nada es vano y allí en la zona de umbría te vuelves a encontrar.

Sonríe, has vencido y estoy orgulloso de ti.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s